Pagar dos veces una deuda al camello. Estoy saliendo de mi adicción a las drogas, siendo la cocaína la más problemática. Llevo muchos años luchando para erradicar el problema. Después de una abstinencia de doce años, vuelve a recaer sobre mi esa terrible carga [vuelvo a recaer en el consumo de cocaína por vía intravenosa]. Salgo de centro terapéutico después de una estancia de tres meses y pasar por dos hospitales habiendo hecho terapia de desintoxicación. Ahora que llevo un año sin consumir y haciendo una rehabilitación en un centro de día y olvidándome de mis bestiales consumos, aparece en mí el pagar una deuda dos veces, aparece en mi casa agresivamente el camello reclamándome una deuda de tiempo atrás de una importante cantidad, cual es mi sorpresa al ver este antiguo camello reclamándome dinero de tiempo atrás y yo negándome a pagarle pues la deuda ya estaba saldada.

Empiezo a sentirme muy mal acordándome de mucho tiempo atrás y viendo este tipo delante de mí, siento ganas de que acabe la pesadilla pero él me amenaza violentamente con un cuchillo. Yo me desdigo de todo y le ofrezco una pequeña cantidad. Me la acepta y me siento fatal, incluso me ofrece droga, me quedo con ganes de consumir y con muy mal cuerpo y una gran rabia dentro de mi, impotencia y ganas de llorar. Me amenaza diciendo que volverá y yo me desespero e intento calmarme. Voy al grupo de reinserción y comento lo ocurrido. Me fortalece el poder comentarlo al grupo y me siento mejor, decido no pensar más en esta persona y seguir mi camino de recuperación y dejando al aire esta situación tan desagradable y que puede interferir a mi recuperación.

Bardolet

Comparteix aquesta publicació: