Después de un tiempo en Osonament   participando en varias actividades, me ofrecieron participar en talleres para ayudar algunas entidades sociales dentro y fuera de Osonament, como PAYAPUPAS,  MERCADO MEDIEVAL, LA MARATON DE TV3, etc y la verdad me he sentido muy bien ayudando y eso me ha hecho sentir muy bien y feliz, a más mi salud  ha mejorado notablemente.

Ahora en estos momentos, aunque no estoy 100% bien de mi enfermedad, creo que ya puedo poder hacer un voluntariado fuera de la zona de confort que me da Osonament y   estoy convencido que me ayudara a mejorar, estar más activo y dinámico como persona, tanto físicamente y socialmente. 

He pensado   ser voluntario en la CRUZ ROJA que tiene una sede en Manlleu, ayudar en su banco de alimentos, ya que soy vecino del mismo pueblo y dispongo de mucho tiempo libre y sobre todo no tengo que coger el coche, cosa que por circunstancia de mi estado de salud me crea mucho estrés y ansiedad.

Antonio

Comparteix aquesta publicació: